No deje su felicidad en manos ajenas, evite buscar la aprobación de los demás

No deje su felicidad en manos ajenas, evite buscar la aprobación de los demás

Tomar las riendas de su vida demanda transitar caminos nuevos para labrarse su propio destino; el vivir buscando la aprobación de los demás se convierte en un obstáculo para alcanzar el objetivo, pues le hace esclavo de los consejos e ideas ajenas. No deje  su felicidad en manos de terceros, asuma riesgos, expóngase y escuche su “yo” interno.

Su felicidad depende de usted

La felicidad debe ser el pilar que sostiene el desarrollo personal, a fin de cuentas este es la finalidad de la existencia humana; cuando buscamos la aprobación de los demás nos privamos de ser felices, pues cada individuo se siente feliz ante diversas situaciones, lo que bastará para usted, quizá no lo sea para otro.  Es un error estar al beneplácito de los demás, el camino es subjetivo por ende, nadie deberá tomar sus decisiones y mucho menos recorrerlo por usted.

La equivocación de dejarse llevar por los consejos y opiniones ajenas

La independencia no se consigue siguiendo con fe ciega las recomendaciones y puntos de vista de terceros; serán las caídas y equivocaciones las que le sirvan de experiencia para forjar su autosuficiencia, atienda a sus instintos y guíese por sus propias capacidades, a veces esas corazonadas son más acertadas que los consejos de los demás, Confíe en sí mismo, y ponga a prueba su tenacidad y pasión en pro de alcanzar cada meta.

¡Rompa el miedo al qué dirán!

Además de no ser sano, el depender de los demás le limita a volverse una marioneta de quien le controla bajo la ilusión de una supuesta ala protectora que solo le hace dependiente e incapaz de valerse por sus propios miedos manteniéndole en una zona de confort que mata su personalidad y autenticidad.

¿Quiere superarse a nivel personal? entonces ¡esfuércese! en lugar de solaparse tras los demás por el temor al qué dirán, asuma riesgos, en lugar de arrastrar un peso innecesario. Tome sus decisiones sin perjudicar a nadie y verá como poco a poco recuperará la libertad para seguir su camino.

Que el miedo no le paralice

El estar inertes a la aprobación de terceros irá sumando sentimientos negativos, el rencor y la frustración se volverán una avalancha que tarde o temprano le aplastará, terminando por culpar a otros de un fracaso del cual sólo usted es responsable. El temor a enfrentar la vida por medios propios es una opción individual, por lo que superarlo no dependerá de nadie más.

¿Cómo saber si estamos sumados en la inercia de otros?

A la hora de emprender cualquier proyecto, es normal sentir cierto nivel de miedo o dudas, cayendo muchas veces en el error de compararnos o medirnos con los demás. El problema se acentúa cuando estas indecisiones se vuelven patológicas.

¿Quiere ser el capitán de su propio barco y navegarlo a plenitud? pues comience por poner en práctica medidas que le permitan hacerse del timón sin la necesidad de que los demás lo aprueben; no se trata de volverse arrogante o soberbio, sino de aprender a decir “no” y exponer su punto de vista u opiniones.

Sea natural y espontaneo, corra riesgo, a fin de cuentas, nadie conocerá sus luchas o sufrimientos mejor que usted. Deje de sentirse menos que otro, ya que el éxito o fracaso solo tiene un responsable: uno mismo.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*