¿Estoy o no preparado para asumir la paternidad?

¿Estoy o no preparado para asumir la paternidad?

De las decisiones más importantes que tomará en su vida, está la de ser papá o mamá; no es suficiente querer traer al mundo a niño, sino determinar si es el momento idóneo y si está o no preparado para encarar la responsabilidad que acarrea. Aprenda a identificar los indicios de estar listos para tener un bebé.

Lo que debe saber antes de plantearse tener un hijo

¿Qué tan buena y estable es su relación?

Es un error garrafal considerar que la llegada de un hijo como salvavidas de una relación, pues lejos de lo que se piensa, solo complicará la situación. Aparte, está el daño que le ocasionará al bebé crecer en un ambiente lleno de las peleas y discusiones propias de una pareja que no deja de sobre esforzarse para ser felices juntos.

Por su parte, usted se sentirá agobiado por la carga extra de trabajo que supone el cuidado de un bebé, haciendo que las peleas habituales pasen al siguiente nivel. Recuerde que para un desarrollo sano, los niños necesitan un hogar lleno de cariño y amor en el que su arribo sirva para fortalecer los vínculos y no un intento desesperado de salvar algo que no da para más.

Tenga un bebé por las razones correctas:

El grado de responsabilidad que implica tener un hijo demanda preguntarse si está listo para ser padres y las razones por las que desea serlo. Sin embargo, no son viables motivos como hacerlo porque se siente solo o porque es su obligación, la única razón válida es la de querer compartir su amor incondicional con otra persona.

Considere su estabilidad económica:

Si bien este es uno de los aspectos menos considerados la mayoría de las personas que se plantea la idea de tener un hijo, no cabe duda que el factor dinero es de gran relevancia. Aunque suene crudo, tener un bebé puede desde la perspectiva de única del amor y las emociones no es lo más recomendable; la verdad que traer al mundo a un niño sin la estabilidad financiera necesaria puede convertirse en un infierno más rápido de lo que se cree, ya que su crianza supone un desembolso económico que irá creciendo con el paso de los años.

Comencemos por los primeros años, en los que siendo un bebé demanda gastos, mismos que se acrecientan con su entrada al colegio; pero no el asunto no termina ahí, pues tendrá que cuidar de su hijo al menos durante 18 años, sin pasar por alto el hecho de que cada vez se retarde más la edad en la que se marchan de casa, haciendo probable que deba mantenerlo por mayor tiempo.

Respóndase lo siguiente ¿cree poder mantener a su hijo por más de 20 años sin que represente una gran carga económica? ¿Podrá crearle en entorno favorable con los medios que dispones, así como ofrecerle una buena educación? De ser así, estarás económicamente listo para asumir el reto, de lo contrario, le invitamos a centrar sus esfuerzos en mejorar su estabilidad financiera durante un tiempo.

 

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*