Despídase de la tos de forma natural

Despídase de la tos de forma natural

Son infinitos los motivos por los que puede estar prestando tos; se trata de un padecimiento fácilmente controlable en casa siempre que se sepa elegir bien los ingredientes a combinar para preparar alternativas caseras a los medicamentos comerciales elaborados para el mismo fin. Prepare desde el tradicional remedio de cebolla con miel y limón, hasta esos que forman parte de las creencias populares.

¿Por qué apostar por las alternativas caseras para olvidarse de la tos?

Adicional a ser una alternativa económica, los remedios caseros suelen preparase con ingredientes disponibles en los gabinetes de cocina, refrigerador, o en su defecto, conseguirse a un precio bastante asequible en tiendas locales de comestibles y herbolarias. ¿Cuáles son los más comunes? los enumerados a continuación:

Té de jengibre con limón

La lista comienza con la infusión de una pequeña poción de jengibre finamente cortado, junto a 2 dientes de ajo y el zumo de un limón; fusione todos los ingredientes en una cacerola, agregando 200 ml de agua para dejarle hervir por espacio de 15 minutos. Si lo prefiere, endulce con un poco de miel.

Limón y miel

Es al refriado común a quien se le acreditan muchos casos de ataques de tos, estos cuadros son tratables con limón y miel. El alivio llegará tras tomar el resultado de hervir una taza de agua con 1 cucharada de limón y  otra de miel; potencie el efecto ingiriendo la preparación tibia, cuidando de inhalar en cada sorbo, el vapor levantado. La razón del consejo radica en que el mismo, contribuye a descongestionar el pecho y la parte posterior de la garganta.

Té de menta

Uno de los detonantes más comunes de la tos es la acumulación de mucosidad, que además, provoca irritación de garganta y picazón; es ahí donde la menta se convierte en aliado eficiente al disminuir su espesor. Para ello, deberá infusionar dos cucharadas de menta seca en 1 taza de agua caliente, deje reposar antes de colar y deguste lo amargo de un té que calmará el malestar.

Cebolla

La última opción planteada es conocida por su eficiencia y rapidez en el alivio de la tos; bastará con tomar un par de veces al día, de 1 a 2 cucharaditas de extracto de cebolla mezclado con 2 cucharadas de miel. Aunque no está demás checar otra receta adicional con la misma protagonista  ¡El jarabe de cebolla!

La preparación es simple, en un cazo combine 6 cucharadas de zumo de cebolla, con 6 más de jugo de limón y un poco de agua; lleve el preparado a hervir e incorpore 5 cucharaditas de miel, deje reposar y envase en un recipiente hermético de vidrio. La dosis recomendada es el consumo del jarabe dos veces al día, una en la mañana y otra en la noche.

Consejos adicionales:

Para potenciar los efectos de cualquiera de los remedios caseros compartidos, es necesario llevar una dieta balanceada, además de evitar el consumo de cafeína, cordero, comidas picantes, grasas, chocolates y azucares. Asimismo, restrinja el consumo de helados y bebidas frías.

Por otra parte, recuerde que ocasionalmente, la tos puede deberse a un problema de salud subyacente, en caso de que la suya sea constante, conviene una visita al médico a fin de que le recete el tratamiento indicado con otros medicamentos.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*