¿Cómo tratar quemaduras solares con alternativas caseras?

¿Cómo tratar quemaduras solares con alternativas caseras?

¿A quién no le agrada disfrutar de un día de playa o piscina y lucir una piel perfectamente bronceada? Sin embargo, la exposición a los rayos solares no es algo a tomarse a la ligera, de lo contrario corre el riesgo de sufrir quemaduras capaces de desencadenar problemas más severos. Descubra las alternativas caseras que le ayudarán en caso de no haber tomado las medidas pertinentes en su último encuentro con el sol.

¿Cómo combatir las quemaduras solares con remedios naturales?

Aunque la prevención es la clave para mantener la buena salud de la piel, el estar aquí es indicativo que necesita ayuda. En el mercado, es sencillo encontrar productos comerciales que aportan alivio en el tratamiento de lesiones minimizando las molestas sensaciones, no obstante, también dispone de opciones naturales ¿Cuáles? conózcalos a continuación:

Aloe vera:

Cuando se habla de productos naturales para combatir quemaduras, es imperdonable no comenzar la lista con el que, por excelencia, no solo curar las quemaduras, sino que evita las posibles manchas o cicatrices que puedan quedar. Las propiedades del aloe vera se caracterizan por brindarle hidratación a la piel, además de promover el sistema inmunológico del cuerpo. Bastará con aplicarlo directamente sobre la zona afectada, sea a temperatura ambiente o un poco frío; de querer potenciar el efecto y acelerar la curación, combínelo con vitamina E pura.

Aceite de coco:

Gracias a su elevado contenido de ácidos grasos, el aceite de coco actúa como crema hidratante capaz de nutrir la piel lo que implica, una reducción considerable de la sensación de ardor.

Té de manzanilla:

La infusión de la planta aplicada en frío, disminuye la inflamación y el escozor; con ayuda de una esponja, empape muy bien el área quemada y repita la operación tantas veces considere necesaria.

La lavanda:

La siguiente en la lista es una planta poco conocida, pero que debido a los beneficios que es capaz de aportar en estos casos, la convierte en un tratamiento idóneo. Pese a que será suficiente con colocar compresas frías de su infusión en la zona afectada para disminuir el dolor y prevenir la aparición de cicatrices, combinar algunas gotas de su aceite con agua y aloe vera para obtener un tónico aplicable en spray será su mejor aliado. Asimismo, dispone de la opción de preparar una mascarilla licuándola junto al pepino.

Vinagre y bicarbonato de sodio:

Ambos ingredientes contribuye a mitigar los efectos de las quemaduras solares; mientras que el primero se recomienda fusionarlo con un poco de agua de lavanda para aplicarlo con un atomizador, el segundo, se emplea en forma de pasta tras combinarle con un poco de agua y esencia de rosas. El resultado es el mismo, sensación de refrescamiento, desinflamación y reducción del desagradable ardor.

Agua de rosas:

Por último, tenemos a uno de los cosméticos que desde tiempos antiguos, es utilizado para hidratar y suavizar la piel. Antes de aplicarla, es importante que el agua de rosas esté bien fría, bañe la zona quemada y sienta el alivio inmediato que le confiere.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*